2 de octubre de 2011

Albóndigas del cheff

¡¡Las mejores albóndigas que he probado en mi vida!! Os lo aseguro, estaban buenísimas. Debe ser de estas veces que te sale una plato de 10 y que luego lo repites y no te sale tan bueno... pero es que estaban... increíbles.

Hacedlas y ya me contáis, veréis lo buenas que están. Me gusta mucho porque se pueden llevar en el tupper y se pueden congelar, así que aunque lleve un poco de trabajo compensa porque luego nos duran mucho.

Una cosa que me gusta mucho de esta receta es que las albóndigas no las freímos (con lo cual ahorramos aceite, engordan menos y luego tenemos menos que limpiar), sino que las doramos en un pelín de aceite. Esta idea me la dio mi compi Ida, del blog La Cocina de Prensibiris. Es un blog que está empezando y que tiene unas recetas interesantísimas. 

No os asustéis si os parece muy larga la receta, pero es que os lo quería explicar todo bien.


Ingredientes (4 personas):


Para las albóndigas:

  • 500 gr de carne picada (yo utilicé mezcla 50% cerdo y 50% ternera)
  • sal
  • perejil
  • pimienta
  • cominos
  • pimentón 
  • 1 huevo
  • 2 rebanadas de pan de molde blanco
  • leche
  • 1 cucharada de pan rallado 
  • harina
  • aceite de oliva virgen extra

Para la salsa
  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias
  • 2 ajos
  • 1 tomate maduro
  • 200 ml de cerveza 
  • 1 pastilla de caldo de carne
  • agua
  • 3 cucharadas de tomate frito

Elaboración: 

Las albóndigas:

En un bol grande echamos la carne picada, le añadimos sal y pimienta y una pizca de cominos y de pimentón (si queréis dulce o picante). Mezclamos bien. A continuación añadimos el huevo y volvemos a mezclar bien. 

Después, en un plato hondo ponemos una rebanada de pan de molde y la regamos con un chorrito de leche. Tiene que quedarse bien impregnada. La escurrimos un poco y la añadimos a la carne. Hacemos lo mismo con la otra rebanada. Mezclamos bien con la carne. Y por último añadimos una cucharada de pan rallado, volvemos a remover y dejamos reposar 30 minutos. 

Ahora vamos formando bolitas, según nos guste el tamaño, y las pasamos por harina. Cuando estén todas calentamos un poquito de aceite (no es como freirlas, sería como dorarlas) en una olla antiadherente o en una sartén y vamos dorando las albóndigas. Debe ser un dorado a fuego fuerte, así que quedarán crudillas por dentro. Pero es lo que queremos, ya que luego las terminaremos de cocinar en la salsa. Las sacamos de la sartén y las reservamos. 

La salsa: 

Cortamos la cebolla, el ajo, las zanahorias y el tomate en trocitos pequeñitos. Este paso, dependerá de váis a triturar la salsa después o no. Si os gusta muy pasadita la salsa, no os preocupéis entonces de cortar muy pequeñitos los trozos porque luego lo vais a triturar todo. Pero si, como a mí, os gustan los "tropezones" hacedlo pequeñito. 

En una olla y con el mismo aceite donde hemos rehogado las albóndigas (así tendrán todo el sabor de la carne) vamos a poner a rehogar la cebolla y el ajo a fuego lento hasta que estén transparentes. Después ponemos la zanahoria y el tomate. Añadimos sal y una pizca de azúcar (para corregir la acidez del tomate) y dejamos que se cocine unos 10 minutos a fuego lento removiendo de vez en cuando. 

Ahora echamos las albóndigas y las rehogamos unos minutos. Después añadimos la cerveza y, con la olla destapada, dejamos que se evapore el alcohol a fuego fuerte durante 5 minutos. A continuación les echamos agua (con la pastilla de caldo de carne) hasta que las cubra un poquito más de la mitad (3/4 de la albóndiga, para que nos entendamos).  

Las dejamos que se cocinen a fuego lento durante 30 minutos, dándoles la vuelta a los 15 minutos. Cuando haya pasado el tiempo, añadimos a la salsa 3 cucharadas de tomate frito y dejamos que se cocine todo durante 2 minutos, este toque le dará consistencia a la salsa. Apagamos y dejamos que reposen. 

Este es un plato que está más rico de un día para otro. Podéis acompañarlo con unas patatas fritas, cocidas, arroz, puré de patatas... ¡lo que más os guste! 


13 comentarios:

La cérise sur le gâteau dijo... [Responder]

Estupendas y como dices, perfectas para todo: para comer en casa, en el trabajo... un plato completo y delicioso. ¡Te han quedado genial!

Mary dijo... [Responder]

Irene, fabulosas tus albóndigas.Me copio los ingredientes que le pones y a ver cómo me salen a mí cuando las haga.

Piluka dijo... [Responder]

Irene si que tienen que estar deliciosas.... Tienen una pinta exquisita!
Besos

thecookrocker dijo... [Responder]

Qué buena pintorra tienen, me encantan las albóndigas, sobre todo con salsita y patatas, mmmmmmmmm

:)

LA COCINERA DE BETULO dijo... [Responder]

Las albóndigas son un clásico en la cocina y que duran poco en el plato.
Tienen un aspecto fabuloso.
Besos.

Chez Silvia dijo... [Responder]

Mi marido se comería 18 de golpe!!! le pirran,estas se parecen a las mias, me ha hecho hasta ilu!!!!Besotes

TeRe dijo... [Responder]

Qué ricas!!!
me encantan las albondigas y esta tienen uina pinta deliciosa!
un besito guapaa

Lorelai dijo... [Responder]

Es cierto que el aspecto es buenísimo, muy jugosas y buenas con esa salsita.

Un besazo

Irene dijo... [Responder]

¡Muchas gracias! Ya os digo que a mí me sorprendió lo riquísimas que estaban. Creo que son las mejores albóndigas que he probado nunca. Así que venga ¡todos manos a la obra que quiero ver vuestras fotos!

Rosaleda (Maria Begoña) dijo... [Responder]

Desde luego en las fotos están que se salen....

Pues no que me has dado ganas de comer albóndigas!!!

Besos y buena semana.

Alicia dijo... [Responder]

Unas albóndigas estupendas, hoy comenos en tu casa, vete preparándote que mis hijos comen mucho.
Besazos.
Alicia.

Carilu dijo... [Responder]

Se ven buenisimas habra que probarlas, ademas me encantan.Besos

Anónimo dijo... [Responder]

Irene,hice las albóndigas el otro día y son increibles!!!están riquísimas!Eres la mejor cocinera del mundo!!!